Becarios

Es posible que muchos de los que estáis leyendo esto hayáis sido becarios alguna vez, así que espero que me entendáis.

Ser becario en el sector de la comunicación audiovisual es fantástico: aprendes mucho, trabajas sin parar, te abre puertas profesionales, cobras y ves cumplidas todas las expectativas que has ido formando a lo largo de los cuatro años de carrera.

MENTIRA.

Lo de las prácticas en empresa es como una lotería: puede que vayas a caer en la empresa ideal, donde aprenderás todo lo que no has aprendido durante la carrera, puede que te paguen un sueldo por las horas invertidas allí, puede que tengas la suerte de quedarte en la empresa después de las prácticas… Pero esas son posibilidades muy poco probables. Actualmente, lo más probable es que estés en una empresa donde haya más trabajadores que trabajo y que hacen convenio con las universidades para tener becarios para esos trabajillos menos agradables.

Pero bueno, como la suerte del becario depende de la empresa en la que estés, del sector en que te muevas y de muchos otros factores, yo os voy a contar mi experiencia.

Todo comenzó hace más o menos un año, cuando me disponía a empezar el primer día de los cuatro meses de prácticas en una productora de Barcelona. Ingenuo de mi, fui pensando que lo de tener a los becarios haciendo fotocopias y preparando cafés todo el día sólo pasaba en las películas, cuando al llegar allí y casi sin presentarme al personal de la oficina, me enviaron a comprar pen drives a la otra punta de Barcelona, por lo que mi primer día de prácticas se convirtió en dos viajes muy largos de metro y una cola muy larga en Media Markt para comprar pen drives (¡Es que ellos no son tontos! ¡Que allí los tienen más baratos!).

GrumpyCatGOOD.

Pero tranquilos, que ese sólo fue el primer día de cuatro meses recorriéndome Barcelona de punta a punta haciendo recados.

Además, también había días en los que me encargaban hacer tareas durante todo el día, para acabar la jornada con un “lo siento, al final lo que has estado haciendo no nos hace falta” o “¡ups! Resulta que esa tarea ya la hizo la semana pasada el becario de las mañanas”. GRACIAS POR ESTE SUEÑO.

Pero bueno, aunque parezca mentira, de todo se aprende. Y digo “todo” porque ¿y lo bien que me muevo yo ahora en transporte público por toda Barcelona?. Y al final, cuando acabas tus prácticas universitarias y te tienes que enfrentar al mundo real donde es casi imposible encontrar trabajo, acabas echando de menos esos meses.

A todos aquellos que estéis aburridos en la empresa donde hacéis las prácticas y para todos los futuros becarios, sólo quiero deciros que ¡no estáis solos! Así que, un consejo:

keep_calm_and_carry_on_3_by_carriesue

Pablo.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un pensamiento en “Becarios

  1. Jordi dice:

    Animo Pablo, inconscientemente, algo nuevo habrás visto y aprendido……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: